LA TINTA ELECTRÓNICA, LOS e-BOOKS Y LA CRUZADA POR EL MEDIO AMBIENTE

Desde hace algunos días tuve la oportunidad de adquirir un dispositivo que permite la lectura de libros electrónicos.
Quiero compartirles que la simple experiencia me produjo dos sensaciones:  Por una parte, me provocó un sentimiento muy extraño leer un libro sin tener un libro en las manos, es decir, sin el peso, el olor del papel, el separador de hojas, sin el placer de sentir su contacto; Por otra parte, me da muchísimo gusto saber que el desarrollo de esta tecnología basada en el concepto e-ink o de tinta electrónica, representará toda una revolución parecida a la de la imprenta de Gutenberg. No en vano, esta idea comenzó en 1971 por idea de Michael Hart, un excéntrico estadounidense conocido como el fundador del PROYECTO GUTENBERG, que convierte libros de dominio público en archivos de texto electrónicos que se pueden exhibir sobre prácticamente cualquier computadora o PDA.
Aunque en un principio, los textos se podían descargar gratuitamente desde cualquier servidor del Proyecto Gutenberg, en la actualidad el comercio se ha expandido y no esta nada lejana la frontera en donde podamos comprar libros tal y como ahora compramos música en iTunes.
El diseño de mi Reader PRS 505, tiene sus ventajas, como que la batería dura días en uso continuo o semanas en reposo o uso moderado; que la vista no se cansa como cuando estamos frente a un monitor, es como un libro, por lo que hay que tener suficiente luz ambiente para leerlo; y que se puede leer desde cualquier ángulo, lo mismo que un libro.
Debo mencionar que la pantalla es casi del tamaño de un libro promedio. Lo maravillosos es que no pesa mas de medio kilo.
Claro, de entre todas las bondades, surgen algunas preocupaciones como la de los derechos de autor y la piratería (puede suceder el mismo fenómeno que con los discos y el DVD).
Al hacer unas consultas en la red, me entere que para paliar el miedo del mundo editorial frente a la posible pérdida de derechos sobre el contenido de sus obras, la compañía Adobe ha creado un complejo sistema de seguridad llamado DRM (Digital Rights Management), que pretende regular de la manera mas estricta la discusión de cualquier obra en la red.
Emigrar hacia plataformas electrónicas representará además un enorme alivio para nuestra deteriorada ecología.
Considero que debemos seguir por ese rumbo, Promoviendo los periódicos electrónicos, los ebook’s, la música en línea y todo lo que pueda volverse parte de esta cruzada en pro de las causas ambientalistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: