LA APROBACION DE IMPUESTOS DIVIDE AL PRI

 

En la madrugada del miércoles 21 de octubre, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el aumento del IVA del 15 al 16% y del 10 al 11 % en las zonas fronterizas, el ISR del 28 al 30%, así como el aumento del Impuesto a los Depósitos en Efectivo del 2 al 3%, bajando de 25 mil a 15 mil pesos mensuales la cantidad de depósito en efectivo para no pagar este impuesto, e incorporando el cobro de 3 % a teléfonos e internet.  El paquete de impuestos fue aprobado por 337 votos a favor, 113 en contra, así como 19 abstenciones. Los diputados del Partido de la Revolución Democrática hablaron en contra del dictamen, condenando aumentar las cargas tributarias al consumo y  dejar a salvo los ingresos de las grandes empresas, y por ello votaron en contra;  pero con la votación de la mayoría de los diputados del PRI y  del PAN, así como del PVEM, el dictamen se aprobó y se remitió a la Cámara de Senadores.

Senadores de diversos partidos hemos declarado que el paquete impositivo se modificará, que no se aprobará tal cual viene de la Cámara de Diputados.

El PRD, en congruencia con lo planteado y votado por sus diputados, buscará que el IVA se quede en el 15 %;  que no se establezca la carga fiscal del 3 % a telecomunicaciones (telefonía celular e internet); que el Impuesto a los Depósitos en Efectivo se mantenga en 2 % y en 25 mil pesos el tope mensual para causarlo y sostendrá que el Impuesto Sobre la Renta sólo debe aumentarse en los más altos  ingresos y no para los asalariados de bajos y medianos ingresos; asimismo,  ratificará  que hay otras formas por las que la Secretaría de Hacienda puede recaudar lo necesario para cubrir el presupuesto de egresos, que las medidas a aplicarse son la reducción de privilegios fiscales a determinados grupos de la economía, el aumento del déficit público, gravar la comida chatarra y reducir el gasto en los 3 poderes y los órganos autónomos. Como un ejemplo de la necesidad de reducir privilegios fiscales ( además de los regímenes de tributación especial, la exención de impuestos por utilidades en la bolsa, la exención de impuestos por dividendos de sociedades, etc. ) está la información proporcionada a los diputados por la propia Secretaría de Hacienda, en la que manifiesta que las 400 mayores empresas de México, que en el 2008 acumularon ingresos por 4 billones 960 mil millones de pesos, en promedio pagaron sólo el 1.7 % de Impuesto Sobre la Renta, mientras las pequeñas y medianas empresas, en promedio, pagan el 11.5 % de sus ingresos como ISR; si esas 400 grandes empresas pagaran los que les corresponde se obtendrían más que de sobra los recursos necesarios para cubrir el hoyo financiero esperado, pero por un absurdo sistema de consolidación fiscal, que se debe eliminar, las empresas difieren indefinidamente el pago del ISR; como muestra señalaremos que en el ejercicio 2008, CEMEX difirió el pago de 38,439 millones de pesos, América Móvil 14,621 millones de pesos, TELMEX 16,808 millones de pesos, WALMART 5,516 millones de pesos, Grupo México 7,198 millones de pesos, BIMBO 1,257 millones de pesos; para comparar anotaremos que tan sólo la deuda fiscal de CEMEX es equivalente al presupuesto anual del Programa Oportunidades, el instrumento oficial de combate a la pobreza,  y mayor que el presupuesto de la UNAM.

Se dice que la negociación para la aprobación de los nuevos impuestos se cabildeó entre la Secretaría de Hacienda, la dirigente del PRI y los gobernadores priistas, en especial Enrique Peña Nieto, teniendo como instrumento a unos cuantos diputados, representantes de los mandatarios estatales, y sin la participación de la mayoría de los diputados, ni de los senadores de ese partido;  el Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, declaró que la Secretaría de Hacienda los presionó porque les retiene participaciones y el Presidente Nacional del PAN acusó al PRI de ser el padre del engendro fiscal. La respuesta no se hizo esperar y varios diputados del PRI se han pronunciado en contra del paquete fiscal, y senadores de ese partido han dicho que no pasará porque no fueron tomados en cuenta; los diputados han contestado que el intento de modificar el paquete fiscal constituye una descalificación de los diputados tricolores, entre los que se encuentra Beatriz Paredes; los intereses económicos y de grupo dividen a los priistas. El PRI en el Senado buscará mantener para los empresarios los privilegios de la consolidación fiscal, y en una posición populista se manifiesta en contra del aumento al IVA, que antes apoyó con declaraciones.

Por su parte, César Nava, dirigente nacional del PAN, declaró que el impuesto del 2% generalizado, incluyendo alimentos y medicinas, no está muerto, y que el  Senado habrá de imponerse; continúa con el galimatías de que la pobreza puede combatirse aumentando los impuestos a los pobres. Quiere que sea el pueblo el que pague más impuestos al consumo, todo con tal de no afectar a los grandes concentradores de la riqueza nacional.

Hoy todos los focos están sobre el Senado de la República, en él la visión del PRD de que no se aumente la carga fiscal a los que menos tienen, sino a los que más ganan y eluden el pago de impuestos, debe prevalecer, es correcta y presenta alternativas viables, justas y congruentes para completar los ingresos que la administración pública requiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: