LO QUE LOGRO EL PRD EN MATERIA DE IMPUESTOS

Prácticamente terminó ya el proceso legislativo para determinar los impuestos que los mexicanos pagaremos durante el año próximo, y ahora debemos conocer como actuó cada una de las principales fuerzas políticas representadas en el Congreso en la determinación de más cargas tributarias al pueblo y a los emprendedores mexicanos, debemos saber cuáles legisladores honraron sus promesas de campaña, quienes, en el caso de los diputados, olvidaron lo que a sus electores ofrecieron en las campañas de hace apenas unos meses, de no subir impuestos, y por el contrario votaron porque fueran los trabajadores y los pequeños y medianos empresarios los que pagaran el déficit fiscal, no así los grandes contribuyentes.

El proyecto que el Presidente de la República envió a la Cámara de Diputados proponía un impuesto adicional al consumo del 2 % que incluía a alimentos y medicinas; elevar el Impuesto Sobre la Renta; cobrar un 3 % a la telefonía fija y celular, a internet y a la televisión de paga; incrementar del 2 al 3 % el impuesto a los depósitos en efectivo y bajar de 25 mil a 15 mil pesos el límite para no causar este gravamen y, por último, que las grandes empresas que deben impuestos, amparadas por el sistema de consolidación fiscal, pagaran el 40 % de sus adeudos.

Este proyecto de aumentar impuestos generó de inmediato el rechazo general, inclusive 2 economistas galardonados con el Premio Nobel opinaron que la medida era contraria a la lógica: Eric Maskin, Premio Nobel de Economía 2007, declaró que el incremento a los impuestos sólo generará un menor gasto por parte de las personas, con aumento en el número de pobres, además de desalentar la producción, que es lo que permitiría generar los ingresos que requiere la población y destacó que "el análisis estándar dice que en tiempos de recesión los impuestos deben de bajar, y a veces significa que los presupuestos caen en déficit, porque el Gobierno tiene que mantener sus gastos, y de hecho tiene que incrementar sus gastos dentro de una recesión". A su vez, Robert Engle, Premio Nobel de Economía 2003, opinó que la creación de nuevos impuestos traerá consigo efectos negativos, ya que desalentará la producción, y por consiguiente habrá menos ingresos y más pobres.

Los priistas se manifestaron en contra de nuevos impuestos; al respecto, el 1º. de septiembre del año en curso, las bancadas del PRI en el Senado y en la Cámara de Diputados de la LXI Legislatura se pronunciaron contra la aplicación de nuevos impuestos en 2010 y demandaron al Ejecutivo mejorar la recaudación fiscal del Estado; el líder de los senadores del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y el coordinador de los diputados electos de ese partido, Francisco Rojas, indicaron que si bien no se deben incrementar nuevos impuestos, sí se debe buscar que el Estado tenga una mayor recaudación fiscal. A su vez, el diputado priísta Javier Duarte, dijo sobre el proyecto de presupuesto de ingresos que "Es una propuesta recesiva, de ninguna manera el PRI transitará en ese sentido. Nuestra propuesta es en el gasto fiscal, en las consolidaciones fiscales, en los agujeros del ISR que son de 4 puntos del PIB, pero de ninguna manera, y en eso somos irreductibles, es en no aprobar nuevos impuestos, ni IVA disfrazado" y aseguró que como diputados de mayoría -que ganaron en urnas- no pueden avalar un paquete presupuestal como lo propuso Felipe Calderón, pues fue un compromiso de campaña no impulsar nuevos ni aumentar impuestos. Así por el estilo declararon otros legisladores de ese partido, para al final votar por los nuevos impuestos, junto con las bancadas del PAN, mostrando una actitud incongruente y de traición a sus electores.

Los diputados y senadores del PRD rechazaron desde el principio el proyecto de aumentar impuestos y propusieron medidas alternativas, como la disminución del gasto del gobierno federal, cuya estructura creció impresionante e innecesariamente durante la pasada y la presente administración-, la eliminación de la consolidación fiscal para que las grandes empresas paguen el ISR -con sólo esa medida se cubriría el déficit fiscal-, el pago del IVA en la compra de "comida chatarra", el incremento del precio estimado del barril de petróleo y el aumento del déficit fiscal. Estas medidas no fueron atendidas por las bancadas del PAN y del PRI que, unidas, autorizaron los nuevos y contraindicados tributos. Los senadores del PRI fueron más allá de lo propuesto por el Presidente, no sólo no eliminaron el régimen de consolidación fiscal, sino que propusieron y lograron la autorización para rebajar a sólo 25 % el pago de los adeudos de ISR que deberán hacer las 400 mayores empresas del país durante el 2010, en lugar del 40 %, como lo proponían el PAN y el Presidente Calderón; como vemos, los priistas no fueron capaces de sostener su palabra para defender al pueblo, pero sí cumplieron escrupulosamente con los compromisos contraídos con los grandes empresarios evasores de impuestos.

Sin embargo, los legisladores del PRD sí logramos:

  • Que no se aprobara el impuesto del 2 % a alimentos y medicinas.
  • Que no se incrementara la tasa del ISR a los trabajadores que perciben al mes ingresos menores de 10 mil 300 pesos.
  • Que no se cobre impuesto al uso de Internet.
  • Que se protejan de embargos de Hacienda los fondos de pensiones de los trabajadores.
  • Que se amplíe la exención en el servicio de telefonía fija rural a poblaciones de hasta 5 mil habitantes.

Los legisladores del PRD cumplimos con el pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: