HOY MAS QUE NUNCA URGE APROBAR LA LEY GENERAL DE ADOPCIÓN

foto-claudia-corichiEn México, cualquier evento que involucre una transacción entre  particulares para que un niño o una niña se incorporen a un entorno familiar diferente al que nació constituye un delito penal. La única vía legal para hacerlo es la de recurrir a un proceso de adopción regulada por el Estado.

El artículo 4 de Nuestra Carta Magna, establece el derecho de los niños y niñas a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral, así como el deber de los ascendientes a preservar estos derechos.  Cuando la satisfacción de dichas necesidades no puede ser proporcionada por su familia biológica, surge la adopción como una alternativa para crear un proyecto de vida digna para el niño, niña, adolescente   o incapaz.

Lo anterior me viene a la mente porque durante esta última semana han circulado por los medios de comunicación los relatos de dos casos de tráfico de infantes. Ambos en la Ciudad de México, y ambos con un negocio económico de trasfondo. Desafortunadamente esas dos historias no son las únicas, y son mucho mas comunes de lo que pensamos.

Es cierto que el recurrir al tráfico de personas es un asunto a todas luces deleznable, y debe castigarse de manera implacable; pero también es cierto que no podemos ocultar que por un lado,  son muchos los casos en los cuales las familias de origen no son capaces de hacerse cargo de manera integral de sus hijos o hijas, y que por otro lado, existe una demanda real y legítima de muchas familias que por diferentes razones pretenden integrar a un niño o niña a sus familias, y que para hacerlo de manera legal, solo cuentan con un marco legal lento y obsoleto. En todos los casos, las y los principales beneficiados o perjudicados, son nuestras o nuestros niños.

Un diagnóstico del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, estableció que de los menores en situación de desamparo, que están a disposición de los Sistemas DIF en todas las Entidades de la Familia, solo el  5 % cumplen los actuales requisitos legales para ser adoptados, y además que muchos menores  pasan largos periodos de tiempo en las casas de asistencia, tanto públicas como privadas, o peor aún, en las calles,  esperando en tanto se les hace efectivo su derecho a contar con una familia que le brinde protección y afecto.

Dado que los procedimientos de adopción tienen fallas e inconsistencias que deben atenderse mediante la revisión y unificación de criterios, y en la medida de lo posible, de los marcos normativos y de la estandarización de los procedimientos en todo el país, el pasado 2 de octubre de 2008, presenté desde la máxima tribuna del país, la creación de una Ley General de Adopción, la cual se encuentra en análisis y en espera de su dictaminación por las Comisiones Unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos, Segunda con la opinión de la Comisión de Grupos Vulnerables.

Tengo la certeza de que esta propuesta será aprobada en breve, ya que en todo momento fue pensada para llenar esos grandes vacíos con los que actualmente batallamos todos los días en detrimento de todas esas niñas, niños y familias que merecen una mejor calidad de vida. La iniciativa está generando consensos y prueba de ello es que a su favor se han sumado legisladores y legisladoras del PRD, del PAN, del PRI y del VERDE.
Por el bien de todas y todos, pero en especial de nuestras niñas y nuestros niños en desamparo, realmente deseo que pronto podamos celebrar su aprobación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: