¿LA OPRESIÓN DE GÉNERO DESARROLLA LAS ADICCIONES EN LAS MUJERES?

alcohol_mujer De la última Encuesta Nacional de Adicciones, uno de los datos que más me llamó la atención es el del incremento en los niveles de consumo de alcohol y cocaína entre los jóvenes, y si bien, es evidente que siguen siendo los hombres el grupo más numeroso de consumidores, proporcionalmente el mayor aumento en los niveles de consumo se da entre las mujeres, el cual se ha duplicado de 2002 a 2008.
Hace poco conversaba con varios especialistas en el tema de las adicciones, y debo decirles que en todo momento compartieron conmigo la enorme preocupación por ese aumento tan marcado y claro en los patrones de consumo de las mujeres.
Al tratar de descubrir las causas, surgieron varias hipótesis, una tenía que ver con que existe la percepción de que en realidad no se trata de una aumento en el consumo, sino que simple y sencillamente ahora nuestro género acepta sin mayores prejuicios la realidad de su comportamiento, lo que no hacía antaño.
Otro análisis se inclina por relacionar de manera directa el aumento en el consumo con el crecimiento exponencial de las mujeres en todos los roles de la vida social –mayor participación en la economía, mayor independencia del hombre, aumento en los niveles de stress-, por ejemplo. Al equipararse con el rol masculino, de manera natural se sufren las mismas consecuencias.
Una tercera explicación nos conduce a la “teoría de la normalización”, la cual demostraría que cuando las mujeres logran escalar hacia espacios que no ocupaban y en donde el beber y drogarse es un asunto visto como “normal” , terminan por imitar las conductas de ese medio para lograr su completa aceptación.
En efecto, considero que la suma de todos esos factores pueden clarificarnos los porque del crecimiento de las  adicciones entre nuestro género. Sin embargo, el día de hoy pude conocer un estudio serio y novedoso que nos invita a nuevas reflexiones. En el marco del Coloquio Regional de Estudios de Género “Cuerpos, Tráficos y Poder”, organizado por la Dirección de Investigación y Posgrado de la Universidad Autónoma de Querétaro, la investigadora María del Carmen Reynoso Delgado, presentó una ponencia titulada “Mujeres adictas, una opresión de género”.
En dicha ponencia, se expuso que “la opresión de género contiene las normas culturales que conforman la condición de las mujeres y en su deber ser, lo cual influye en su manera de beber, de drogarse, de comer, de relacionarse con otras personas y en la manera de cuidar su propio cuerpo”. Mas adelante la investigadora mencionó que “las mujeres sientan que son personas de segunda y que no merecen tener acceso a ciertas condiciones mínimas que se podría equiparar con el acceso de los hombres, como a estudios, alimentación, política, entre otros, y que esta condición tiene una respuesta cultural por parte de las mujeres y desemboca en la búsqueda de un estimulante adictivo, el cual sirve como paliativo y aminora sus miedos, su impotencia y su rabia, sentimientos que se presentan en las mujeres más oprimidas”.
Para concluir, cerró con una aseveración contundente: “los privilegios de los hombres, crean en las mujeres sentimientos de abandono y orfandad, y hacen que recurran al alcohol o a las drogas como un acto de apropiación simbólica de lo que se les ha sido quitado”.
Sin palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: